Superiberia

CÓRDOBA.- Con una conferencia calificada por ciudadanos como “engañabobos”, el ayuntamineto de Córdoba pretendió justificar su falla por autorizar la boda que se realizó el viernes y sábado, violando todos los protocolos de sanidad.

En la conferencia de prensa, la cual encabezó el coordinador de Tránsito, PC y Policía municipal, Hermilo Vargas Ziheell, en la cual mañosamente sólo se dedicó hablar de la boda religiosa y tapando la irresponsabilidad de los ediles, porque no fueron capaces de desalojar la Catedral de la Inmaculada Concepción y suspender las fiestas que rebasaron la capacidad permitida de invitados, ni pidió apoyo de la Guardia Nacional, Mando Único ni ninguna otra autoridad para evitar la aglomeración en dicho lugar. 

Aunque es cierto que existe la separación Estado-Iglesia, la autoridad Municipal, Estatal y Federal sí puede intervenir para evitar la propagación del Covid-19, el cual a últimas fechas ha cobrado hasta 1,500 muertos por día. 

Vecino