En algunos países europeos las autoridades se han puesto más estrictas y revisan que la gente salga a la calle solamente para lo más básico, como, por ejemplo, ir al supermercado.

Ahora que las calles están vacías, los uniformados han encontrado otra manera de entretenerse y de dar alegría a las personas, especialmente niños, que pueden verlos a través de sus balcones.

A través de un video que circula en redes sociales puede verse a policías del principado de Andorra bailar en la calle al ritmo de Baby Shark.