CÓRDOBA.- La reducción de la masa forestal en la zona centro y el cambio climático han provocado una minoración en la población de al menos cinco especies de aves y ponen en riesgo de supervivencia a otros 535 ejemplares.

La vicepresidenta del Centro de Estudios Geográficos, Biológicos y Comunitarios, Sociedad Civil (Geobicon), Graciela Alcántara Salinas, dijo que los últimos estudios sobre la zona selvática y boscosa que sirven de hogar a las aves de todo tipo, revelan pérdidas de hasta un 50 por
ciento.

“El cambio climático ha provocado lluvias fuertes atípicas, suradas frecuentes y elevadas temperaturas en las distintas épocas del año, todos estos eventos, junto a la destrucción de su hábitat, la caza y venta ilegal, son los factores negativos que han enfrentado las aves actualmente”,
comentó.

Desde 2005, la Organización No Gubernamental ha iniciado conteos de aves residentes y migratorias en los 60 municipios correspondientes a la Región de las Altas Montañas, y los datos han hecho sonar las alarmas.

La investigación concluye que la mayoría de las especies que atraviesan un creciente riesgo de extinguirse viven en zonas cuya masa forestal se ha visto severamente reducida por la creciente poblacional y en algunos casos por la grave contaminación, principalmente de los ríos y lagunas.

En peligro de extinción, citó a la codorniz coluda veracruzana, una gallina de monte, cuyo registro sólo existe en Chocamán, Coetzala y en algunos puntos de Orizaba.

“Todavía hace 30 años, en la comunidad de Coetzapotitla, de Coetzala era común oírlos, ahora es raro escucharlos, prácticamente la destrucción de su hábitat ha provocado su desaparición. Es una especie que ya no sabemos cómo están sus poblaciones, se desconoce su distribución, ésta se podía ubicar en bosque mesófilo”, explicó.

En los últimos 10 años, el pájaro carpintero pico plata de 45 centímetros, ya no ha sido detectado en las observaciones de aves realizadas por Geobicon.

“Era común observarla en cualquier parte que íbamos, ahora es raro verla. Me atrevería a pensar que el 71 por ciento de la especie ha desaparecido. Hasta 2007 se veían siete pájaros, actualmente se logra observa de uno a dos especies”, subrayó.

Otra de las especies es el tinamú, una especie de gallina de monte, debido a su destrucción, agregó.