Tlachichuca, Puebla.-  Los restos del alpinista alemán accidentado y fallecido el domingo en el volcán Pico de Orizaba, fueron bajados ayer por la tarde por grupos de rescate de Puebla y Veracruz, a este poblado, en donde autoridades ministeriales dieron fe en presencia del personal diplomático.

Este es el tercer deceso que ocurre en los glaciares de la montaña más alta del país, pues como se informó en su momento, primero fue un trabajador de Sivesa quien murió y después una montañista francesa.

En esta ocasión fue al alemán Frank Meyer, de 47 años de edad, a quien los expertos sacaron del fondo de un barranco, en el lugar conocido como “Cara del Muerto”, el cual está ubicado a 4 mil 900 metros sobre el nivel del mar, en la Cara Sur de la montaña.

La mañana de este miércoles el cadáver fue sacado a superficie y tras arduas jornadas de trabajo fue trasladado a tierra firme, en el poblado de Tlachichuca, en donde fue entregado a sus compañeros de expedición y posteriormente con el apoyo del Consulado de Alemania, trasladarlo a su país y lugar de origen, para darle sepultura.

Como se recuerda, el alpinista alemán inició el ascenso al volcán en compañía de dos alemanes y una mujer de nombre Fernanda Varela, de 35 años, quien es vecina de Puebla.

A las 10:30 horas el alpinista ascendía por la Cara Sur, y en el sitio conocido como ‘Cara del Muerto’, perdió el equilibrio y cayó entre las rocas.

Frank Meyer quedó atorado entre piedras de la montaña, con fractura de ambos brazos y golpes en el rostro, cráneo, espalda y pecho.

Fernanda bajó a pedir ayuda a montañistas alemanes, quienes a su vez dieron parte a los grupos de emergencia vía teléfono celular.

Fue hasta este miércoles cuando el cadáver de Frank fue rescatado y bajado del Pico de Orizaba, que en menos de un mes, ha cobrado la vida de 3 excursionistas.

 

Gabriel Lagos

El Buen Tono