Orizaba.- El empresario del ramo gasolinero, Igor Rojí López, reconoció que si bien las ventas del energético ha decaído hasta en un 20 por ciento en la región, otro de los problemas que enfrenta el sector es que los consumidores ahorran su gasolina o determinan depositar 50 pesos o incluso hasta 20 pesos, lo que a su vez genera despidos de empleados.

Detalló que en lo que va del año, el número de clientes ha decaído hasta en un 30 por ciento; sin detallar cifras, se limitó a reconocer que sí existe un cambio notable a comparación no de sólo hace un año, sino de al menos cinco años, en los que había un número mayor de atenciones.

“Los empresarios optan por consumir un menor porcentaje de este energético, y se han registrado pérdidas del 20 por ciento porque ahora tratan de controlar más los gastos de sus empresas, como ser estrictos en sus distribuciones, checar los kilómetros por litro que dan a sus vehículos y llevar el control del kilometraje”.

De continuar el incremento hasta el año 2014, se contempla que afectaría y provocaría el cierre de empresas de este giro, así como despidos masivos, los cuales ya se están dando, pues se está optando por reducir la plantilla laboral considerablemente; de seis empleados, se queda sólo el 50 por ciento, más los encargados de administración.

Asimismo, pero en otro sentido, el también presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en la zona Córdoba-Orizaba, reconoció que a pesar de tener una situación económica incierta para el cierre de año, consideró que habrá recuperación para el sector .

Carlos Guevara 

El Buen Tono