México, D.F.- Dos remates, dos goles. Un córner cabeceado por Wanyamay un pelotazo arriba que culminó Watt le bastaron al Celtic para llevarse un partido (2-1) en el que jugó a merced del Barcelona, que no pudo sellar su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones y deberá esperar a la próxima jornada.

El equipo de Neil Lennon volvió a cometer sin rubor otro atentado contra el espectáculo futbolístico con una táctica ultradefensiva que, eso sí, volvió a poner contra las cuerdas al todopoderoso Barça.

Esta vez, además, la propuesta del conjunto escocés contó con el agravante de ser perpetrada ante su público y en un escenario tan auténtico y genuinamente futbolero como el Celtic Park, que jaleaba cada córner conquistado por los suyos, cada fuera de banda provocado en campo contrario, como si fuera el gol que les daba la ‘Champions’.

Con todo el equipo pertrechado atrás, defendiendo por detrás del balón y renunciando prácticamente a salir a la contra, porfiándolo todo a una jugada de estrategia, a alguna oportunidad a balón parado con la que sacara oro puro de un choque tremendamente desigual, el Celtic se sentía feliz.

Y esa jugada nacida de la nada llegó a los veinte minutos de juego, cuando Wanyama le ganó el salto a Jordi Alba en el segundo palo y cabeceó a gol un saque de esquina.

Fue, no hace falta ni decirlo, la única ocasión del Celtic en toda la primera mitad, porque el conjunto escocés sólo dispuso del balón un 18 por ciento del tiempo antes de llegar al descanso.

El astro argentino tuvo un par de ocasiones claras, pero Forster se empeñó en erigirse como el héroe de la noche. Cuando más exigido parecía el Celtic, el recién ingresado Watts recogió un pelotazo arriba para batir a Valdés a la contra a falta de siete minutos para el final.

El Barça lo siguió intentando hasta el final, pero sólo pudo recortar distancias por mediación de Messi, que por fin logró batir a Forster en el tiempo añadido. La ‘Pulga’ ni siquiera tuvo tiempo de dedicarle el gol a su hijo Thiago y el conjunto azulgrana tampoco de igualar ya el partido.

AGENCIA