ORIZABA.- En mayo, uno de los meses más afectados por el confinamiento que provocó la pandemia de Covid-19, la recaudación de impuestos en la región Orizaba- Córdoba mostró una caída de 15 por ciento en comparación con el mismo mes de 2019, señalaron autoridades del SAT.

Cámaras empresariales señalan que aunque solicitan ampliación del plazo para poder cumplir con sus obligaciones fiscales no han sido escuchados, ya que el plazo para rendir la declaración concluyó el día de ayer.

Como consecuencia de la presión por parte del gobierno para cumplir con el pago de impuestos y evitar multas y recargos, el cierre de empresa y despido masivo de empleados es latente.   

*el tip
Otros datos
Empresarios de la zona señalan que es más del 15 por ciento lo que dejó de recibir el SAT al bajar las exportaciones de petróleo, por las que entran millones de dólares por impuestos; además de que la mayoría de los negocios están cerrados y con ello el consumo de combustibles, al cargar menos gasolina es menos el IEPS que ingresa a las arcas tributarias.