• Es por fugas, argumenta

Ixhuatlán del Café.- Miles de personas en el municipio se quedaron sin agua potable, debido a fugas en la red de suministro local.
Desde que Darío Ramos Velásquez tomó el control de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), fueron en aumento las quejas por el mal servicio que se  brinda a los usuarios.
Fue desde la semana pasada que se suspendió el servicio en gran parte del municipio, lo que obligó a decenas de familias a recurrir a pozos o comprar agua de garrafon.
Aunque los afectados intentaron contactarse con el director del organismo operador no lo han podido localizar, pues nunca se encuentra en su oficina, aseguraron.
“Ojalá nuestra queja llegue a los superiores del señor, desde que llegó es lo mismo, fugas y más fugas, pero no las reparan y cuando lo hacen, no avisan para que tomemos previsiones y guardemos agua”, denunció un ama de casa.
Hasta el momento, la oficina de la CAEV no ha dado solución al problema, por lo que cientos de ixhuatecos siguen padeciendo por la falta de agua en sus viviendas.