• Las marchas y los bloqueos sólo sirvieron para que ellos se beneficiaran, dicen trabajadores

Córdoba.- Después de varias marchas y bloqueos que realizaron en diferentes puntos de la ciudad, los propietarios de bares y cantinas de Córdoba habrían sucumbido a un “moche de la alcaldesa”, razón por la cual dejaron de protestar porque no les permiten abrir sus
negocios.
Algunos meseros y cocineras de estos establecimientos escribieron a las redes sociales de El Buen Tono para manifestar su inconformidad, porque al parecer los dueños de los negocios ya “pactaron” con la presidenta municipal, “les llegaron al precio” y con eso los calmaron; pero los beneficios que reciben son únicamente para ellos y no contemplaron a todos los trabajadores, quienes también tienen familia y muchas
necesidades.
Los quejosos aseguraron que las protestas sólo sirvieron para que se favorecieran los propietarios, mientras que a ellos les han dado una despensa y un cono de huevo en algunos casos, pero los dueños “reciben otros apoyo$” para tenerlos quietecitos.