Río Blanco.- Padres de familia y maestros deben considerar que instalar cámaras de vigilancia en las escuelas es una buena estrategia, a fin de observar el comportamiento de los estudiantes y prevenir sucesos violentos que pongan en riesgo su integridad física, manifestaron autoridades de la Zona 23 de Escuelas Secundarias Generales.

En los planteles Mártires de 1907 y Vicente Guerrero, de Río Blanco, ya se implementó la medida preventiva, al igual que en la Secundaria Ignacio Manuel Altamirano, de Ciudad Mendoza; esperan que en el resto de las nueve escuelas públicas y privadas se haga lo mismo.

Aunque el argumento de acoso laboral por parte de docentes es en ocasiones un impedimento para la instalación de cámaras, son los padres de familia quienes lo solicitan, se llega a un concenso y se realiza, dijeron.

“Esta medida es para mayor seguridad de los alumnos mientras permanecen en las escuelas, por ello exhortaron a los padres de familia y docentes a que analicen dicha estrategia, ya que es una forma idónea para detectar a tiempo conductas violentas y bullying”, comentaron los entrevistados.