Orizaba.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reforzó la capacitación del personal del servicio de rehabilitación del Hospital General Regional de Orizaba, participando en un proyecto nacional sobre terapias para pacientes convalecientes por enfermedades pulmonares.

Elsi Garrido, responsable del servicio, detalló que a partir del inicio de la emergencia sanitaria, disminuyó la asistencia de los beneficiarios a las terapias, situación que se aprovechó para fortalecer las terapias dirigidas a los trabajadores, y de esta forma favorecer su reincorporación laboral. 

En el Día Mundial de la Fisioterapia, el 8 de septiembre, mencionó que es una rama de la medicina encaminada a mejorar la capacidad funcional de los pacientes, después de haber tenido una lesión en huesos, músculos o tendones, cirugías de columna u ortopedia, entre otras.

En el servicio también se atienden a adultos mayores, ya que por las condiciones propias del proceso de envejecimiento, pierden funcionalidad de alguna de las extremidades.

También brinda servicio a la población infantil con cierto grado de vulnerabilidad, derivado de patologías de nacimiento, con lo que se coadyuva a que alcancen su máximo potencial.

Garrido informó que en el servicio se otorga hidroterapia, mecanoterapia y electroterapia, en ambos turnos, a
cargo de terapeutas físicos que ofrecen una atención
óptima a los pacientes.  

Respecto a las terapias pulmonares, participan en un proyecto nacional de capacitación que incluye a médicos y licenciados en terapia física, conocimientos con los que ya cuentan; sin embargo, son reforzados a fin de garantizar atención adecuada a los pacientes recuperados Covid-19. 

Añadió, finalmente, que los pacientes pulmonares son evaluados inicialmente por el médico, mediante técnicas, como la de caminata de seis minutos, lo que permite estratificar el riesgo del paciente al realizar actividad física, para prescribir el ejercicio con base en la frecuencia cardiaca máxima, y con base en la edad y sus características.