Superiberia

Ixtaczoquitlan.- Daños materiales cuantiosos, dejó una carambola que se registró sobre el carril de descenso de la autopista Puebla-Córdoba, luego de el conductor de un automóvil no guardó su distancia y provocó el percance. 

El hecho se registró alrededor de las 20:30 horas de este fin de semana, cuando un auto compacto marca Renault, con placas de Veracruz, circulaba sobre el carril de la citada vía rápida, que va en dieron a Córdoba. 

A la altura del kilómetro 286, el hombre que conducía el vehículo no guardó su distancia y se fue a estrellar contra un auto Tida de color gris, con matrícula del Estado, en el cual viajaban los integrantes de una familia. 

Finalmente, el segundo auto impactó a un Nissan March gris, placas de Veracruz, aunque por fortuna ninguno de los ocupantes de los tres automóviles resultó lesionado, por lo que personal de Capufe se dedicó a abanderar el carril. 

Por su parte elementos de la Guardia Nacional, División Carreteras ordenaron que los tres autos fueran remolcados al corralón de una empresa de grúas concesionada.

Dichas maniobras provocaron afectaciones a la circulación del tramo carretero que va de Ixtac a Fortín, por lo que una vez que los “grueros” realizaron el arrastre de las unidades, la circulación volvió a la normalidad. 

Vecino