CDMX.- La extorsión a empresas y comercios, conocida como “uso de suelo”, es el delito patrimonial que más ha crecido y su impunidad se mantiene en los más altos niveles, por ello es necesario incrementar la penalidad para quienes lo practican, afirmó la diputada Mariana Rodríguez Mier y Terán.

Ante dicha situación, la también secretaria de la Comisión de Justicia presentó una iniciativa para reformar el Artículo 390 del Código Penal Federal, a fin de combatir la extorsión de la que son víctimas empresas, industrias y comercios del País.

Propuso que esa conducta sea considerada como delito grave y que quienes lo comentan sean encarcelados de cuatro a nueve años, y hasta 12 años en caso de reincidentes. El “uso de suelo” entre enero y agosto tuvo una incidencia de cinco mil 858 víctimas y se presentó principalmente en el Estado de México, la Ciudad de México, Jalisco, Veracruz y Nuevo León.