ads
  • Trailer se queda sin frenos
  • Un tractocamión cargado de pinturas impacta a cuatro unidades más sobre la autopista, a la altura de Maltrata; lugareños aprovechan y hurtan mercancía

Maltrata.- Un muerto y dos heridos, además de pérdidas materiales millonarias, dejó como saldo un accidente que se registró en la autopista Puebla-Córdoba, luego de que un tráiler cargado con pinturas se quedara sin frenos impactando a otro tractocamión y dos vehículos más. 

El accidente ocurrió ayer a las 10:30 horas, cuando un camión de carga tipo torton, propiedad de Jasso Refrigerados, se desplazaba sobre el carril  de bajada transportando pinturas. 

Los informes indican que luego de salir de la zona de túneles, los frenos traseros sufrieron un sobrecalentamiento y esto hizo que el pesado vehículo chocara contra una camioneta Ford Super Duty color blanco, propiedad de la empresa “Trans Quitarte Expres”. 

Así también, el camión chocó contra otra Ford tipo PickUp color blanco, placas NTT-32-01 del Estado de México, en la que viajaban dos personas que resultaron ilesas al igual que los ocupantes de la otra unidad. 

Automovilistas alertaron a los cuerpos de rescate de Capufe, debido a que el vehículo siguió su “loca carrera” con la esperanza de que llegara a la rampa de frenado que se ubica a la altura del kilómetro 234, aunque por desgracia no lo logró. 

El hecho fatal se registró metros adelante, donde fueron impactadas las camionetas, ya que el tractocamióm embistió a una Nissan NP-300 color blanco, placas SL-93-821 de Puebla y razón social a nombre de “Veladoras La Esperanza”, la cual se dirigía rumbo a Ciudad Mendoza. 

Producto de esto la camioneta se fue a estrellar contra el remolque de un tractocamión marca Freightliner color blanco, con matrícula de circulación 26-AH-9K del SPF de la empresa Transportes Industriales Unidos (TIUSA), el cual iba cargado con varias toneladas de maíz. 

Resultado de esto, los remolques de la citada unidad se incendiaron, aunque por fortuna el chofer logró desenganchar el tractor y pudo salir ileso, al igual que los ocupantes de la camioneta de veladoras, quienes lograron salir de la cabina y vivieron para contarla. 

Finalmente, la unidad que causó el percance acabó volcando sobre la cinta asfáltica y en cuestión de minutos quedó calcinado, en tanto su operador acabó tirado dentro de la cuneta lateral, sin vida y quemado, tras ser alcanzado por las llamas.

Roban carga
Como ya es habitual en esta clase de accidentes, cientos de rapiñeros se trasladaron hasta dicho tramo carretero para robarse los bultos con maíz y botes con pintura que no se quemaron, esto a pesar de la presencia de elementos de la Policía Federal y de la Fuerza Civil. Incluso muchos de ellos usaron hachas y otras herramientas para desbaratar y hacerse de diversas piezas de los vehículos siniestrados, lo cual transportaron en camionetas, motos y hasta en triciclos y a pie a varios poblados cercanos al lugar del percance.

ads