Sr. Lic. Francisco Portilla Bonilla.

Presidente Municipal Constitucional,Córdoba, Veracruz.

Estimado Sr. Presidente.

Por el diario de hoy, me enteré que usted ocupará esta presidencia municipal, todavía a su digno cargo, hasta el día último de este mes de marzo.

Considero que ya ha tomado en cuenta todas las posibles alternativas que pudieran darse en la ciudad si los planes no salen como se esperan.

En el caso anterior del ex presidente Juan Lavín, como no logró el cargo, regresó a la presidencia a quitar de su lugar al Lic. Alfonso Limón, que había sido nombrado, Presidente municipal sustituto, y que limpio el lugar de inútiles a sueldo.

En el supuesto caso, que usted no fuera nominado candidato a diputado o si no ganara las elecciones, ¿Qué va a pasar?

El conocido empresario Ing. Guillermo Rivas, es una persona, que al igual que el Lic. Limón Krauss, no merecen ser tratados como bomberos. Sólo a apagar el incendio y a los treinta días, regrésate a tu casa.

Pero en realidad lo interesante en este caso, es saber si su director de obras seguirá haciendo hoyos en la ciudad en busca de petróleo, o si se lo va a llevar a Xalapa.

Pudiera ser que el Ing. Rivas no quiera que trabaje para él, o quizá él ya no quiera trabajar, porque ya se cansó (ojalá).

Cualquier cosa que suceda ya la sabremos en unos días. Estaremos pendientes.

Pero lo más grave que está sucediendo en el país, es terrible. Los maestros se han apoderado del país, principalmente en la Centroamérica Mexicana.

Chiapas, Oaxaca, Guerrero, y otras regiones, están sirviendo para que los “maestros”, causen alboroto y cierren las escuelas y tomen las calles, carreteras y plazas de ciudades, para protestar por que los pretenden calificar. O sea, que sólo los alumnos pueden ser calificados, pero los profesores nunca, así sean los más burros del mundo. 

Las escuelas normales, resultan un nido de pelafustanes que dan ejemplo de lo que serán más adelante como maestros. Borregos del pastor más listo, ¿pues no la profesora ya estaba en la cárcel? ¿Ahora quien los arrea? Lástima que los buenos maestros, que desde luego los hay, tengan que estar forzosamente dentro de sindicatos corruptos, manejados por obscuros poderes de facto.

Otro grave problema que se está extendiendo en el país, también en la Centroamérica Mexicana, son los pueblos que se están armando, no en contra del crimen si no en contra de la policía local y regional.- Y el ejemplo cunde-.

Después ¿cómo vamos a saber quiénes son los buenos y quiénes los malos?

Esperamos que usted señor presidente, ya una vez instalado en la Cámara de Diputados, alce su voz para alertar a todo México, sobre estos graves problemas.

¿Dónde está el Gobierno que permite que minorías, dispongan del tiempo de la mayoría de los mexicanos que no pueden transitar por dónde necesitan?

¿Qué no es delito, cerrar vías de comunicación en agravio del pueblo en general?

¿Qué no es delito, atentar contra la propiedad privada?

Sr. Presidente: deseamos que su presencia en la Cámara de Diputados, siga siendo como hasta ahora, una inquietud para usted que desea el bienestar de la ciudad y del estado, como lo ha venido siendo hasta la fecha.