México, D.F.- La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol  explicó que el goleador chileno provocó con su engaño un beneficio directo en el marcador a favor de su equipo, por lo que se ganó una sanción.

 De cualquier modo el “Chupete” ya se iba a perder el partido de Rayados este sábado ante Cruz Azul en la Ciudad de México por una contractura muscular.

En un comunicado, la Disciplinaria recordó que la simulación de faltas merece un castigo, medida que ya se ha aplicado en torneos anteriores, suspendiendo en la mesa y mediante el video a jugadores que salieron sin reporte durante el partido.

“Aquel Jugador que engañe al Cuerpo Arbitral aparentando haber recibido una falta, y como consecuencia otorgue el beneficio directo a su Club en el resultado del partido, será sancionado con suspensión de 1 partido y multa de 90 a 300 días de salario mínimo”, recordó el boletín.

Sin embargo, en él no se especifica cuál sería la sanción económica para el chileno, quien al minuto 74 se tiró dentro del área ante una barrida del atacante de los Diablos Rojos, Carlos Esquivel, con lo que el árbitro Francisco Chacón decretó la pena máxima, que a la postre significó el empate 2-2 en el marcador.

El equivalente a la multa de 60 salarios mínimos es de 5 mil 609 pesos mientras que la de 300 sería de 18 mil 699 pesos. 

AGENCIA