• ASEGURA LA CANACINTRA
  • Falso, el discurso patriota contra la inversión en energías limpias

CÓRDOBA.- El presidente de la Cámara Nacional de la Industria y la Transformación (Canacintra), Enoch Castellanos Férez, manifestó que sería catastrófico para el país y sobre todo para la Iniciativa Privada un nuevo confinamiento, pues el 55 por ciento de las empresas del sector transformación que ya se reactivaron lo han hecho sin alcanzar su punto de equilibrio, a pesar de las cifras que aporta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), ya que estas son en comparativo de los tres meses de restricciones y no del año pasado.
Detalló que el 55 por ciento de las empresas del sector de la transformación que ya se reactivaron, “lo han hecho sin alcanzar su punto de equilibrio, con lo que venden o les ingresa de dinero no alcanzan a cubrir sus costos de producción o costos variables y sus gastos, esto, es una muy mala noticia porque si se llegan a dar restricciones”, no
alcanzarán esta meta. 
Mencionó que como el Gobierno federal dejó esta responsabilidad a las entidades, se espera que “se van a seguir limitando espacios públicos o de gran concentración de gente y esto le pega sobre todo al sector turístico, restaurantero, entretenimiento y ellos son los que jalan la demanda interna, porque consumen servicios nacionales, esto puede tener un impacto todavía mayor en la agudización de la caída del Producto
Interno Bruto (PIB)”.
Dejó en claro que las cifras que proporciona el INEGI sobre una supuesta recuperación en el PIB habla en comparación a los tres meses que estuvo parada la industria, pero no tiene que ver con la actividad que se realizó en 2019, es decir, una recuperación del 12 por ciento después de caer casi 18 por ciento   
“Esto es que con respecto al trimestre anterior crecimos, pero todavía estamos muy por debajo de lo que se estaba generando el año pasado, la comparativa que hace el INEGI es que estamos en valores del PIB similares a los de 2014, es decir, seis años atrás”,
puntualizó.
Por lo que ante un segundo confinamiento en puerta, “sería catastrófico para la economía del país, lamento mucho lo que está sucediendo en algunos estados, donde ya hay serias amenazas de incremento en los contagios y los fallecimientos. La pandemia se ha manejado mucho en tratar de controlar los efectos políticos más allá de tratar de contenerla”.
Indicó que evidentemente al ser México un país que tiene su mercado laboral en más de un 56 por ciento por parte de informales, el decretar un confinamiento no suena muy lógico, dado que justamente este sector de la población se debate entre el riesgo de pasar hambre si no consigue sus sustento día a día o contagiarse y enfermar de Covid-19.

Falso, el discurso
patriota contra
la inversión en
energías limpias
Castellanos Férez, en rueda de prensa virtual manifestó su preocupación ante lo que llamó el falso debate en el sector energético, bajo el argumento de que fortalecer las energías fósiles, bajo una visión estatista “retro” es defender la soberanía, mientras que quienes invierten en energías limpias, son, según esta visión, conservadores
antinacionalistas.
Destacó que “hay quienes se empeñan por engañar al Presidente de la República” y aseguró que está en juego el futuro del sector energético y la calidad de este servicio para millones de mexicanos. Anteponer el discurso ideológico, sin tomar en cuenta la realidad energética mundial, afectará más temprano que tarde a nuestra población.
Dijo que son necesarias mayores inversiones y, sobre todo, confianza para atraer inversiones. Cambiar las reglas del juego de manera intempestiva, enviando iniciativas al Congreso para contar con leyes a modo, o utilizando a las instancias, como la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el Centro Nacional de Control de Energía y la Secretaría de Energía, “para beneficiar a las empresas estatales sin ningún pudor, exhibe poca seriedad y tendrá
consecuencias”.