Ciudad Mendoza.- Un catequista que prestaba sus servicios en la iglesia Santa Rosa de Lima del Centro de Mendoza fue detenido por elementos de la Agencia Veracruzana de Investigación (AVI), por el delito de pederastia cometido en agravio de varias menores, pero solamente una de once años decidió denunciarlo.

El detenido responde al nombre de José Antonio de Jesús Juárez de 42 años de edad, de ocupación vendedor de pan y con domicilio conocido en la calle Rafael Moreno del centro del municipio.

La denuncia fue interpuesta por José Antonio y Alicia, padres de la menor de 11 años que fue abusada, mismos de quienes se omiten sus apellidos.

Los hechos ocurrieron el 19 de mayo de 2012 cuando la menor había asistido al catecismo ya que haría su confirmación, el catequista les dio un descanso para que salieran a comprar pero la niña no llevaba dinero y decidió quedarse en el salón.

En ese momento José Antonio le preguntó que si estaba triste y la niña le contestó que no, según refirió la pequeña que el catequista se levantó de su asiento y se dirigió a ella, la paró de su banca y la abrazó pero al mismo tiempo la empezó a empujar hasta la pared del fondo del salón, en donde la besó y empezó a manosear, diciéndole a la niña que ya estaba en edad de que aprendiera esas cosas y que si tenía dudas él se las iba  a aclarar.

La menor en ese momento no dijo nada, pero al llegar a su vivienda sus padres la notaron rara y le preguntaron qué le había sucedido, a lo cual la niña finalmente les dijo lo que había pasado, inmediatamente interpusieron la denuncia correspondiente y el hombre sin avisar en la parroquia dejó de asistir.

Aparentemente se sabe que hubo otras niñas de quienes también cometió el abuso erótico, pero lamentablemente las menores y sus familias se negaron a denunciar.   

 

De la redacción

El Buen Tono