XALAPA.– El gobernador Cuitláhuac García Jiménez informó que ya se comparte información con el nuevo director general de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (APIVER), el almirante Romel Eduardo Ledezma Abaroa, “para ir limpiando de corrupción donde pudiera existir”.

 Por redes, el mandatario informó que se reunió con el mando de la Marina y nuevo encargado del puerto de Veracruz para abordar diversos temas.

Estuvimos en la dirección general de la APIVER con el nuevo titular, el Procurador del medio ambiente y el Secretario de Gobierno.

“Revisamos conjuntamente diversos aspectos: la elaboración de un plan de trabajo para el cuidado del medio ambiente; la estrecha colaboración entre Gobierno del Estado y la Administración Portuaria; compartir información importante para ir limpiando de corrupción donde pudiera existir”, publicó.

Además, dio a conocer que le entregaron al Almirante un reconocimiento que estaba pendiente por recibir “por su aportación a la Construcción de la Paz en el Estado”.

Ledezma Abaroa asumió la Dirección de APIVER en sustitución de Miguel Angel Yáñez Monroy luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador comenzara a criticar la concesión a APIVER, la cual se extendió por 50 años más en 2018.

“El puerto de Veracruz lo concesionaron a una empresa, primero por 50 años y 10 días después de que ganamos esa empresa recibió otra concesión, ampliándole el plazo a 50 años más. Imagínense una concesión del puerto de Veracruz de un siglo, ¿cómo es que firmaron eso?”, dijo López Obrador apenas el pasado 18 de agosto.

Incluso afirmó que el país apenas recibe entre el 8 y 10 por ciento de los ingresos del puerto de Veracruz, por lo que reiteró que se revisará el contrato de la Administración Portuaria Integral.

Cabe destacar que el gobernador Cuitláhuac García también acusó que la entidad no recibe nada de APIVER y hay opacidad con sus ingresos.

Detalló que actualmente sólo existe un convenio por el cual la ciudad de Veracruz debe recibir una aportación mínima para obras de infraestructura, dependiendo el monto total de lo que ingresa, sin embargo, se desconoce completamente tal cantidad.

“Lo más que recibimos es venir de paseo al malecón y ver un gran barco pero ¿dónde están los impuestos y los derechos que se pagan? ¿Y de qué monto son, comparado con el gran negocio que significa un puerto?”, cuestionó.