CDMX.- Un auto  Koenigsegg CCXR Special One, propiedad de Carlos Peralta y cuyo costo es de 30 millones de pesos, el que según le prestó 50 millones de dólares a Raúl Salinas de Gortari para poder comprobar el origen de los recursos cuando fue detenido y librar sin ser condenado a la cárcel.

El auto valuado en al menos 30 millones de pesos, fue chocado en una de las calles de la ciudad de México. Originalmente es pieza única hecha para la familia real Al-Thani de Qatar.