• Existen dudas en el peritaje del caso Ernestina Ascencio
  • El estado mexicano cuenta con 30 días para entregar una información justificada y sustentada.

XALAPA.- A 13 años de la muerte de Ernestina Ascencio, una mujer indígena de 73 años de edad que habría fallecido como consecuencia de la violación sexual perpetrada por elementos del Ejército Mexicano en Tetlatzinga, Soledad Atzompa, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emplazó al estado mexicano para entregar en los próximos 30 días información justificada y sustentada por el cambio de peritaje médico sobre el deceso, con lo cual el caso fue reabierto.
Comisionados de la CIDH cuestionaron a la cancillería mexicana y a la Fiscalía General de Veracruz, las razones de haber variado el dictamen de la necropsia de Ernestina, que en un inicio atribuyó la muerte como consecuencia de la violación sexual y, luego, se modificó para señalar que fue causada por una anemia aguda.
Los comisionados hicieron al menos un veintena de preguntas ante la postura del estado mexicano sobre este caso, así como la del entonces presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa; también por la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para lograr un nuevo peritaje forense; además, solicitaron información sobre las actividades del 64 Batallón de Infantería durante el día de los hechos en febrero de 2007, las bitácoras de estas, quién estaba a cargo, así como si existían denuncias previas contra los integrantes de este batallón.