Los científicos han recreado en un tubo de ensayo los primeros pasos de la infección por VIH, consiguiendo algo ha sido un sueño imposible durante décadas. Hacerlo ha proporcionado un acceso cercano al virus, que de otro modo estaría oculto a la vista en lo profundo de la célula, y ha permitido la identificación de los componentes esenciales que el VIH necesita para replicarse dentro de su huésped humano, según publican en la revista Science.

Específicamente, los científicos pudieron observar el virus mientras replicaba su genoma y lo insertaba en el ADN objetivo, reflejando los pasos que normalmente tienen lugar dentro del huésped.

Estos avances brindan una nueva comprensión de cómo funciona el VIH, dicen los autores, lo que permite explorar las primeras etapas del ciclo de vida del virus con un detalle sin precedentes. Este conocimiento podría conducir a mejores tratamientos para el sida, una enfermedad de por vida que solo puede mantenerse bajo control con un régimen de medicación continuo.