Cuichapa.- Por disposición de  la gerencia de la factoría, el ingenio La Providencia fue cerrado, a fin de evitar continúen los disturbios entre los dos bandos que conforman el Sindicato Independiente, dejando sin trabajo a más de 600 obreros.

Lo anterior luego de que el pasado lunes se presentaran disturbios entre los grupos, que dejó como saldo, varios lesionados a golpes y una denuncia presentada en el Ministerio Público.

La situación se tornó aún más violenta la mañana de este miércoles, luego de que se registrara una asamblea general de obreros independientes, encabezada por Abel Hernández Rivera, mismo que se presume llamó a sus agremiados a actos de violencia a la entrada del turno laboral.

“Hubo temor por parte de la empresa de que se registraran golpes, no sólo afuera en la entrada a laborar, sino también al interior, lo que pudiera terminar en situaciones más trágicas, por eso es que del interior prefirieron cerrar”, dijeron obreros.

Serían alrededor de las 7 de la mañana cuando los trabajadores se colocaron en forma de barricada a la entrada de la empresa para impedir el paso de la planta permanente, por lo que la empresa al notar el nuevo conflicto decidió cerrar sus puertas.

De acuerdo a varias versiones encontradas, algunas de las acciones que se querían tomar por parte del Sindicato Independiente era el sacar de su sitio al encargado de Recursos Humanos, al checador y al de nóminas, lo que puso alerta a los empleados de la factoría.

Una vez bloqueado el acceso a los trabajadores, el ingenio La Providencia llamó a los dirigentes de los movimientos a la ciudad de Xalapa, específicamente a la Secretaría del Trabajo, para que se limaran asperezas y dejar de afectar la temporada de reparación.

 

José Vicente Osorio 

EL BUEN TONO