Cuichapa- Integrantes de la Sección 27 adheridos a la CTM del ingenio La Providencia, pidieron cordura entre los grupos disidentes del Sindicato Independiente de Felipe Molina y Abel Hernández Rivera, que podría terminar en un severo conflicto y el daño al patrimonio de las familias de la congregación.

“Esperamos que las cosas se arreglen favorablemente, para tener estabilidad social y psicológica, porque mucha gente vive del ingenio, ahora si lo llegaran a cerrar qué hacemos no solo los obreros, sino también los carniceros, los tenderos y la gente que vive del dinero que sale de la empresa”, dijo Federico Velásquez Espinosa, secretario general de la Sección 27.

Los integrantes de la planilla de la Sección 27, hicieron un llamado a las autoridades locales para que atendieran sus demandas y poner tranquilidad entre los obreros, mismos que en últimas fechas han recurrido a paros de brazos caídos al interior de la empresa.

Según otras fuentes, integrantes del Sindicato Independiente recurren diariamente a un paro de tres horas de brazos caídos por turno, en recriminación por el supuesto respaldo que brinda  la empresa al equipo de Felipe Molina.

“No sabemos cuándo arrancará la zafra, pero estos problemas nos están dañando porque se tenía contemplada del 15 al 25 de noviembre, ahora ya no será así y nos tendremos que ir hasta la primera quincena de diciembre”, explicaron.

Velásquez Espinosa pidió así que se respetaran los reglamentos de los sindicatos y se lograra una paz social que no dañe la economía de los trabajadores.

“Nosotros los de la CTM, que siempre hemos sido productivos y respetamos los derechos de los trabajadores y escalafonarios, esperamos que se llegue a los acuerdos y se atiendan las demandas, con eso vamos a terminar la  reparación e iniciaremos una buena zafra”, indicó.

 

José Vicente Osorio 

EL BUEN TONO