Córdoba.- Aplicando el dicho “El buen juez por su casa empieza” el automovilista Rafael Ruiz lamentó que los agentes de Tránsito municipales quieran aplicar la ley, cuando viven fuera de la misma, al no portar placas de circulación.

Relató a este medio de comunicación que el pasado 9 de marzo mientras circulaba sobre la avenida 3 y calle 9, el agente de Tránsito, Diego Colina, le marcó la parada, esto al no portar su cinturón de seguridad.

Cuenta que al estacionarse al frente de su vehículo se percató que el oficial de Tránsito a bordo de la moto patrulla número 18 circulaba sin sus placas de circulación; sin embargo, por un momento prefirió no argumentar nada; sin embargo, al ver la prepotencia con la reaccionó el oficial, le sacó en cara que cómo es posible que quieran aplicar la ley cuando viven fuera de ella.

Un comentario que no cualquier ciudadano se atreve a decir, razón que causó el enojo del oficial, quien en forma de burla le dijo que si tenía alguna queja se lo dijera a su jefe (Óscar Barquet).

El entrevistado afirma que su molestia radica principalmente en que los agentes viven en la impunidad y por faltas menores al Reglamento de Tránsito, cuando debería ser sólo una recomendación el usar el cinturón de seguridad, intente intimidar al ciudadano.

Rafael Ruiz cuenta que al momento de estar redactando la boleta de infracción le dijo al oficial denunciaría los hechos no con Barquet, sino con El Buen Tono, sin embargo su sorpresa fue que Diego Colina de manera desvergonzada puso en la boleta, “Dijo que iba ir al Buen Tono, le dije que fuera a donde quisiera”.

De la redacción

El Buen Tono