in

Club Campestre ‘exprime’ a socios

Superiberia

Redacción

El Buen Tono

CÓRDOBA.- Con la única finalidad de darle seguimiento al juicio que mantienen por la obra ilegal de la Casa Club, el Consejo de Administración del Club Campestre Cordobés busca sacar fondos de donde sea y ahora estableció el cobro de una cuota anual de 12 mil pesos a sus cerca de 200 socios. 

Asimismo cobra 40 mil pesos de inscripción para nuevos socios, de acuerdo con un documento emitido por el mencionado Consejo, con fecha 12 de enero de este año. 

De manera anónima, los mismos socios calificaron de arbitraria esta nueva estrategia, pues dicen, es solo un plan para que todos aporten para pagarle a los abogados y gastos, debido al capricho de unos cuantos.

Señalaron: “Por qué por un capricho de los de la Casa Club, que no les importó taparle la vista a la casa de Aiza, metiéndose en un problema legal, ahora quieren que sus tropelías las paguen entre todos los colonos”.

Insistieron que el juicio lo deben pagar “los caprichosos que metieron un juicio infructuoso por querer hacer su voluntad y ya les demostraron que es ilegal que le tapen la vista a una casa y menos deben repartirlo entre todos los colonos”. 

Acusan que buscan “exprimirlos” a costa de una obra que ni siquiera está garantizada que perdure.

El documento emitido por el Consejo informa que se acordó establecer una cuota anual aplicable a los socios usuarios por la cantidad de $12,000.00, misma que podrá ser pagada durante los primeros tres meses de cada año.

Justifican que “los recursos que se obtengan por dicha cuota anual serán aplicables en la conservación y el mantenimiento de nuestras “nuevas” instalaciones y, eventualmente para nuevas áreas de uso de nuestros socios”.

Afirmaron que el argumento de que sea para mantenimiento de la obra citada, carece de sustento pues aún persiste el riesgo de que el juez que lleva el caso ordene hasta su demolición, con lo que se perderían más de 100 millones de pesos invertidos de los mismos socios.

El monto de las cuotas de inmediato fue ligado al conflicto legal que se inició tras la demanda que interpuso el capitán Arturo Aiza contra la obra de construcción de la Casa Club al acusar una serie de daños por obstrucción de visibilidad a su fachada que le resta plusvalía a su propiedad, entre otras afectaciones, siendo señalados como responsables el Comité de Obra, encabezado por Emilio Bueno González, Alfredo Lara Orbezo y Demetrio Arandia Muguira.

Señalaron que lo mismo ocurrió en el aeródromo, pues muchos de ellos son los mismos, y por tontos se metieron en un juicio, por lo cual tienen tres años sin poder usarlo.

Rodeli

¡Remolcazo!

La obra tiene más desperfectos