Superiberia

Nogales.- Padres y estudiantes manifestaron su inconformidad por la cuota de 600 pesos que impuso en plena crisis económica por la pandemia del Covid-19, la Asociación de Padres de Familia (APF) para el semestre 2021-A en el plantel 06 del Cobaev.

Criticaron que en el portón de la escuela se colocó una lona con el número de cuenta, tarjeta bancaria y nombre al que los padres deben depositar sus aportaciones a la APF.

Ante el proceso de inscripciones a un nuevo semestre virtual porque aún no hay clases presenciales, consideraron que se trata de un abuso y cobro excesivo, que difícilmente se podrá cubrir por la situación que enfrentan las familias de la zona. 

Señalaron además que el representante de la asociación, Abelardo Hernández Romero, lleva tres años consecutivos imponiendo la cuota escolar; el semestre pasado de 800 pesos y actualmente aunque se redujo a 600, aseguraron será difícil de costear. 

“La pregunta es quién volvió a reelegir al representante de la Sociedad de Padres, ya que lleva tres años consecutivos imponiendo sus cuotas, sabemos que en otros planteles del Cobaev en el estado no habrá cuota y en otros será de 400 pesos. El semestre pasado impuso 800 pesos más los 600 que pretende cobrar ahora, suman mil 400 por un ciclo escolar en el que no habrá clases presenciales”, comentaron. 

Agregaron que hasta el momento como padres no les han esclarecido el uso de los recursos que aportaron por cada uno de los estudiantes, ello derivado de que por la contingencia sanitaria todos los trámites y reuniones han sido virtuales. Solo dijeron saber que la APF remodeló una cafetería que no será utilizada por el alumnado porque no habrá clases presenciales. 

“Ojalá le bajen a la cuota ya que no hay clases presenciales, no hay rendición de cuentas y con mucho esfuerzo y casi sin empleo se paga para que nuestros hijos reciban educación”, puntualizaron.

Vecino