Orizaba.- El administrador del cementerio municipal “Juan de la Luz Enríquez”, Camilo Boscchetti Oliver dijo que se han colocado al menos cien tambos para basura en todo el lugar y se recomienda a los visitantes respetar el orden depositando los desechos en las áreas correspondientes y no sobre las tumbas vecinas.

Así como miles de personas llevarán flores a sus seres queridos, con motivo de la celebración de Todos Santos y fieles difuntos, también deben acudir a retirarlas cuando menos ocho días después, lapso en que ya serán desecho, agregó.

De no hacerlo, las lápidas o monumentos se manchan y la cantidad de basura en el cementerio aumenta, de hecho cada semana se desechan poco más de tres camiones de carga llenos de flores secas que se retiran de las tumbas, sostuvo.

Dijo que la mayor cantidad de flores son colocadas en las tumbas los días sábado y domingo, de ahí que también cada semana se deseche la mayoría de estas porque ya están secas, de no retirarlas se convertirían en criaderos potenciales de moscos.

Refirió que cada fin de semana, salen del cementerio alrededor de seis camiones de desperdicio “no sé cuántas toneladas sean, pero sí he visto que después de Todos Santos sacamos hasta 13 camiones de volteo cargados con escombro y flores secas”.

 

Matilde De los Santos  

EL Buen Tono