Loading Posts...
 

Columnistas. Diálogo vs delincuencia

El principio básico de la psicología conductual nos dice que toda conducta que se premia se repite, y se repite con mayor frecuencia e intensidad. Si un niño obtiene un juguete con un berrinche, en lo futuro, cada vez que quiera un juguete y no lo pueda obtener hará su berrinche; si aún así no lo obtiene, entonces hará un gran berrinche; si con este gran berrinche lo obtiene, el que le dio el juguete estará moldeando un gran berrinchudo. Por más que le hable y le hable bonito para que deje de hacer berrinches, no se lo quitará.

¡Ay, cómo se hacen tontos estos alcahuetes gobernadores! De esos estados que bien conoces, pero sobre todo a ese del Estado de Michoacán, Jesús Reyna (interino), pues este 6 de mayo dijo en la televisión que nuevamente los normalistas bloquearon la autopista, y que habían retenido a seis policías y varios autobuses en Tirácuaro, ¡retenidos ad ..”$%! eso se llama SECUESTRO, y es un delito grave que no alcanza fianza y la “detención” de los autobuses es ROBO, y el bloqueo se llama ATAQUES A LAS VÍAS GENERALES DE COMUNICACION, todo estos son delitos tipificados y tienen una alta penalidad. Sin embargo, el gran alcahuete les pidió que liberaran a los “retenidos” (todavía tienen a cinco, el sexto fue liberado pues no quería comer y su salud se estaba complicando) para así poder privilegiar el DIÁLOGO. Estos pinches delincuentes berrinchudos no van a hacer caso por más que les hable bonito, quieren su juguete y no cesarán hasta conseguirlo: No sé si al gobernador le falte valor o tiene miedo al costo político (y pienso que más que nada es esto) sea lo que sea ¡basta, o actúa o actúa! Que aplique la ley y que se deje de alcahueterías, que no tenga miedo a que lo llamen “represor”, pues él no estará reprimiendo nada, sólo estará aplicando la ley, algo que juró hacer respetar; o lo único que logrará será fomentar y acrecentar el gran monstruo que crearon sus alcahuetes antecesores, con todas las concesiones que lograron cometiendo desmanes. Si se les concede otra vez sus absurdas peticiones, estos dizque estudiantes normalistas en el futuro, cuando se les antoje otro juguetito y no se les conceda, van a atacar y destruir con más ahínco, las carreteras, los edificios o lo que se les antoje (hasta pudieran atentar contra su casa y su familia). Y el gobernador y su administración pagarán ese costo político, económico y social que tanto teme. A la fecha los policías continúan secuestrados y el señor gobernador, en lugar de ir a rescatarlos, sólo mandó a verificar su estado de salud ¿y los derechos de los policías? Qué espera para actuar ¡Cumpla con su palabra! Si no es capaz de proteger a sus propios policías ¡RENUNCIE!

Comments

comments