Ciudad Mendoza.- Alrededor de catorce incendios de pastizales y cerros han atendido los voluntarios que integran el cuerpo de Bomberos Metropolitanos de Ciudad Mendoza, Nogales y Río Blanco, por lo que pidieron a la ciudadanía no quemar basura de forma clandestina en esta temporada de seca y presencia de suradas.

Lo anterior lo manifestó el comandante del cuerpo de Bomberos Metropolitanos, Hugo Bejar Ramos, quien destacó que es el factor humano principalmente, lo que ocasionan los incendios que se han presentado en últimas fechas en la zona, debido a descuidos de la gente que sin tomar las medidas de seguridad necesaria, quema basura de forma irregular.

“Con los calores han aumentado los servicios, aunado a la impertinencia de las personas necias que queman basura en estos tiempos y con la presencia de suradas se han dado varios incendios, de todos es sabido que se han perdido pastizales, cerros, como consecuencia de la quema clandestina de basura”.

Añadió que al presentarse las contingencias en los cerros, buscan evitar que el fuego avance hacia las viviendas que se han construido de forma irregular, para salvaguardar la vida y patrimonio de los habitantes, quienes muchas de las veces son los que queman sus desechos sin tener la precaución debida, provocando que las llamas se salgan de control y se propague el incendio.

Soledad Atzompa, Maltrata, Nogales y Balastrera, son los municipios y congregaciones  a los que en últimas fechas han prestado algún servicio, donde desafortunadamente, hay ocasiones en que se presentan dos o más incendios, y es cuando solicitan apoyo a la corporación de Orizaba, con los que trabajan coordinadamente, refirió el entrevistado.

Bejar Ramos dio a conocer que los ayuntamientos de Nogales y Río Blanco, le retiraron el apoyo económico con que se sostenía el voluntariado de bomberos, por lo que, actualmente, sólo doce elementos prestan auxilio en incendios de pastizales, enjambres o fugas, y mensualmente erogan alrededor de $15 mil pesos tan sólo en combustibles.

 

ELEUTERIO ESPINOZA B.

El Buen Tono