Cuitláhuac.- Aun cuando los permisos para la creación de la microjuguera dieron resultados positivos, a la fecha la falta de inversionistas son la causa de la detención de la procesadora de jugo.

Así lo dio a conocer César Cortés Bello, dirigente nacional del producto limón persa, quien confió que a la fecha se cuenta con todo el proceso legal y oficial para la apertura de la empresa.

“Afortunadamente todos los permisos fueron gestionados, gracias a eso llegamos ante la Secretaría de Economía, desgraciadamente los inversionistas se fueron del país”.

Cortés Ramos lamentó que la inseguridad que habría imperado en el país hasta el año pasado, han provocado la salida de inversionistas, situación que afectó el proyecto en Cuitláhuac.

JosÈ Vicente Osorio 

El Buen Tono