• Gobierno municipal elitista, afecta a mil 450 vendedores
  • Comerciantes y artesanos de la región exigen piso parejo para todo tipo de establecimientos.

ORIZABA.- De manera discrecional se aplican los protocolos para evitar los contagios de SARS-CoV-2 entre el sector comercial, pues mientras las autoridades permitieron el Buen Fin, en el cual participan las grandes tiendas, ahora prohíben la instalación de 250 comerciantes en La concordia y de mil 200 de la Feria del Juguete, señaló el tesorero del Comité Regional Campesino (CRC) en Orizaba, Nicolás Hernández Méndez.
Dijo que “resulta complicado entender la política de la autoridad municipal porque efectivamente tal pareciera que se pretende favorecer algunas empresas y algunas marcas y perjudicar a otras, aquí yo creo que cabría el análisis de está situación del cabildo municipal en conjunto “.
Consideró que se tienen que tomar medidas que no lesionen económicamente a un grupo y otro empresarial o comercial, opinó que antes de tomar cualquier decisión pueden consultar con las autoridades de salud para que estén debidamente informados y analizar los mecanismos que se pudieran implementar, y sobre todo capacitar a los comerciantes, antes de afectarlos de manera tajante.