• Por ser año electoral
  • A nivel estatal y local no habrá recuperación para el sector

Sandra González Tehuintle 
el buen tono
ORIZABA.- El 2021 será el peor año para la industria de la construcción debido a que por ser un año electoral las obras y los recursos para ellas no bajarán, por lo que está muy lejos la recuperación económica tras los estragos que está dejando la pandemia del SARS-CoV-2, indicó el empresario del ramo, René Cruz Camacho.
Indicó que contrario a las especulaciones que realizó la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) sobre que en los primeros meses del siguiente año se espera que comience una restauración, a nivel local y estatal, esto no podría pasar ya que a partir del mes de noviembre los gobiernos municipales se están preparando para entregar las administraciones.
“Las próximas elecciones detonarán el vacío de poder que crearán los candidatos y los presidentes municipales, entonces, en este momento y a partir del mes de enero existe una tendencia de que será complicado en un año electoral y eso para la industria de la construcción sí nos afecta”, destacó.
Manifestó que se tendrán problemas serios en cuanto a la obra de gobierno y explicó que “en enero y febrero no hay mucho trabajo en el gobierno, en marzo y abril empiezan, pero en abril ya algunos presidentes municipales estarán pidiendo licencia o moviendo sus abanicos para sus campañas electorales y, entonces, de manera natural y eso lo sabemos los que nos hemos dedicado a esto tanto tiempo, pues disminuye muchísimo el flujo de efectivo”.