ads

Orizaba.- Entre Orizaba y Córdoba, 24 mil giros se han visto afectados por la contingencia sanitaria por el COVID-19, así lo aseguró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Luis Cruz Montesinos.

Informó que al depender una empresa de otra en cuanto a los suministros la afectación es cuantiosa, tanto en monto económico como en tiempo, pues la recuperación será larga y  lenta.

También dijo que una vez que culminen las medidas implementadas deberán sacarse adelante, sobre todo, apoyar a los agremiados de las diversas cámaras, quienes serán las encargadas de respaldar, la idea es apoyar y empujarlos para que cada uno pueda salir adelante.

Señaló que está trabajando fuertemente con las cámaras empresariales de Córdoba, pues quieren también la apertura y están desesperados; sin embargo, se entiende porque ya son 12 semanas que están sin trabajar y la gente (empleados) tienen que comer.

Recalcó, además, que el posible levantamiento de la contingencia para el primero de julio en la ciudad va a dar un respiro a diversas áreas que necesitan de ingresos urgentes, pues es una cadena  ya que todos dependen de todos.

ads