Un accidente ocurrió hace un par de días en la provincia de Lampung, en Indonesia, en donde un niño de 12 años únicamente identificado como IR sufrió múltiples fracturas en ambos brazos tras volar por los aires y caer intempestivamente.

Según cuenta Coconuts Jakarta, el niño se encontraba con uno de sus hermanos en un terreno baldío junto a su escuela porque juntos volarían un cometa gigante, el cual era 3 veces más grande que él.

Pero nadie se percató que la cuerda de la cometa se enredó en IR y por el fuerte viento que soplaba ese día, esta se levantó por los aires junto con el menor, quien cayó estrepitosamente al suelo.