in

Comparten experiencias aplicadas de lecto-escritura

ElBuenTono

ORIZABA.- Los proyectos “¡Para leerte mejor! Una historia muy familiar”, de la Escuela Primaria Federal Matutina “Ignacio Zaragoza” de Tonalixco, municipio de Tlilapan, e “Identificar emociones”, de la Escuela Primaria Federal Matutina “Úrsulo Galván”, de Orizaba, representarán a la Zona Escolar 015 en las categorías rural y urbana –respectivamente–, en el “Encuentro de Experiencias de una Estrategia Aplicada” del Sector 012, como parte de los programas Estatal y Nacional de Lectura y Escritura.

La mañana del pasado viernes, representantes y directivos de cada una de las 15 primarias que conforman la Zona Escolar 015, de los municipios de Orizaba, Rafael Delgado, Tlilapan, Tequila y San Andrés Tenejapan, acudieron a la Sala 12 de “Cinépolis”. Ahí se celebró este primer encuentro, en el que compartieron experiencias exitosas en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la lecto-escritura.

El supervisor escolar Mariano Paredes Solís encabezó el evento, y los asesores técnicos de la Zona 015, Maritza Espejo Lazcano, y del Sector 012, Juana María Cancino Lozano y Horacio Rojas Lobatón, fungieron como jurado.

La estrategia “¡Para leerte mejor! Una historia muy familiar”, aplicada por la profesora Maribel Hernández Rojas con los alumnos del tercer grado de la primaria “Ignacio Zaragoza”, consiste en investigar la historia de cada familia –a través de fuentes escritas, como las actas de nacimiento, y orales–, para que los niños elaboren textos narrativos con base en experiencias y anécdotas.

Esto es particularmente difícil en el medio rural-indígena, pues 18 de los 34 padres de familia involucrados son analfabetas. Para llamar su atención “inventó” una “Maleta Viajera”, en la que preguntas y respuestas iban y venían cotidianamente del aula a casa, hasta conformar cada historia. Maritza Espejo avanzó significativamente con el grupo, pues cuando lo tomó, meses atrás, 26 niños no sabían leer.

En la escuela “Úrsulo Galván”, la bibliotecaria Beatriz Bravo López trabaja con 31 niños de primer grado con base en textos poéticos del Libro del Rincón “¡Ay, amor!”. La idea es leer textos cortos en voz alta, pero con una emoción diferente cada vez. Se elige al azar, mediante un dado en cuyas caras aparecen expresiones de tristeza, alegría, amor, enojo, pena, etcétera.

Para ilustrar su trabajo, la maestra presentó un video que registra la capacidad de los alumnos para identificar, incluso, rimas.

Participaron los profesores María Natividad Claudia Ixmatláhuac Tlecuile, de la escuela “Adolfo López Mateos”, de Tequila; Cecilia García Gervasio, de la escuela “Sor Juana Inés de la Cruz”, de Rafael Delgado; Michel Diego Armando Hernández Palacios, de la escuela “Fray Bartolomé de las Casas”, de Teopancahualco, San Andrés Tenejapan; Elda Jazmín Gómez Ramírez, de la escuela vespertina “Carlos A. Carrillo”, de Rafael Delgado, y Ruth Santiago Rosas, de la escuela “Miguel Hidalgo y Costilla”, de Rafael Delgado.

También, Susana Hernández Nieves, de la escuela “Josefa Ortiz de Domínguez”; María Luisa Ramírez Calderón, del “Instituto Anglo”; Leticia Virgen Cid, de la escuela matutina “Orizaba”; Lizly Jiménez Pastrana, de la escuela matutina “Ahauializapan”; Mayra Gómez Espinoza, de la escuela vespertina “Ahauializapan”; María de los Milagros Alvarado Vázquez, de la escuela particular “Luis González Gómez”; Cipriano López Islas, de la
escuela vespertina “Abraham Castellanos Coronado”, y Luis Ramírez Hernández, de la escuela vespertina “Orizaba”.

Cada una de las experiencias compartidas, además de éxito en su aplicación, cumplió con criterios de metodología, originalidad y creatividad.

AmoramarMx Superiberia

Surge el campeón

Ingresa café de contrabando