Orizaba.- Luego de que renunciara al PRI, Fidel Kuri Grajales compró la candidatura a la presidencia municipal de Orizaba por el Partido Acción Nacional al dirigente estatal Enrique Cambranis Torres en 5 millones de pesos, los cuales envió en efectivo a través de Alfredo Grajales Jiménez.

Ahora lo llaman “traidor” los diferentes grupos políticos de la región, porque estando en el PRI, jugó muchas veces en contra, apoyando a candidatos de otros partidos, panistas como Tomás Trueba Gracián o Emilio Stadelman; ahora, los propios panistas ven con desconfianza y como un riesgo la sucia maniobra de Kuri Grajales.

Fuentes confiables nos aseguraron que Kuri Grajales compró la candidatura a la presidencia municipal en 5 millones de pesos, los cuales fueron enviados al líder estatal de Acción Nacional, Enrique Cambranis, a través del consejero estatal, Alfredo Grajales Jiménez.

Fidel Kuri tiene un largo historial de traiciones, por lo que los mismos panistas desconfían de el; en 2006, el secretario general de la Federación Regional de la CTM, Víctor García Trujeque, reveló que Fidel Kuri Grajales, desde las filas del PRI, apoyó económica y moralmente al candidato del PAN a la diputación local, William Charbel Kuri Ceja.

García Trujeque dijo en ese entonces: “si Fidel Kuri tiene pensado ser candidato, yo me declaro su enemigo número uno”, y lo calificó de traidor, señalando que “bajo ninguna circunstancia, los militantes del PRI permitirán que el transportista en bancarrota, Fidel Kuri Grajales, sea candidato a la presidencia municipal de Orizaba, por traidor”.

A la molestia de quienes entones eran sus compañeros en el PRI, que vieron en la renuncia de Kuri Grajales al partido un berrinche, porque no se le dio la candidatura por su escasa popularidad, se sumará ahora la desconfianza de los auténticos panistas orizabeños que ven como un hecho aberrante y antidemocrático el hecho de que haya comprado la postulación a la silla edilicia de la Pluviosilla.

Además, el Comité Municipal del PAN en esta ciudad, ya registró legalmente las fórmulas de candidatos para la alcaldía, una encabezada por Francisco Briseño Cortés y Antonio Balboa como suplente, y la otra presidida por Alberto Gochicoa como titular, y Gustavo Wappler como suplente. 

Para la diputación local, se registraron Alejandro Zairick Morante como titular y William Kuri Ceja como suplente, así como Emmanuel Gómez García como propietario, y Alejandro Vargas Ramírez como suplente. 

Con esa obsesión de Fidel Kuri Grajales por la candidatura a la alcaldía de Orizaba, sea del partido que sea, bien pudiera ahora ponerse el saco de lo que dijo en su carta de renuncia al PRI el pasado 27 de febrero, “es aberrante ver cómo han convertido al partido en un club de intereses de unos pocos”, porque al menos eso es lo que dicen los panistas de la región Córdoba-Orizaba con la actuación del frustrado empresario.

 

De la redacción

El Buen Tono