Nogales.- El descuido de una mujer causó la movilización de vecinos y policías al ver que un pequeño cuarto de madera en la comunidad de El Campanario estaba a punto de quedar reducida a cenizas.

Lo anterior fue cuando una veladora encendida en un altar que puso la familia, cayera inesperadamente sobre una cuna, esto debido a que la señora de la vivienda la había dejado en la orilla de la mesa.

Los hechos ocurrieron la noche de este domingo, cuando la señora Esmeralda Xotlanihuac Ruiz de 37 años de edad salió a su patio a realizar algunas actividades de su hogar, mientras que sus dos pequeños hijos se encontraban en casa de su abuela.

Minutos más tarde la fémina se pudo percatar que del interior del cuarto salía bastante humo, por lo que de forma alterada empezó a gritar y a pedir ayuda de sus vecinos, quienes afortunadamente y de forma rápida la auxiliaron y empezaron a lanzar agua sobre la vivienda para evitar el incendio.

Este hecho provocó una fuerte movilización de los vecinos, quienes a su vez pidieron la llegada de policías municipales y estatales, mismos que arribaron para apoyar a la familia pero afortunadamente la situación ya había sido controlada por las personas.

Personal de Protección Civil ingresó a la vivienda y comprobó que la contingencia se había iniciado debido a la veladora, por lo cual le recomendaron a la fémina a apagar todas las cosas que hayan encendidas al interior de su vivienda o por lo menos dejarla en sitios en donde no corra peligro de provocar tragedias.

ANABEL F. SALAZAR

El Buen Tono