Orizaba.- Por el delito de abuso de confianza, el representante jurídico de la empresa Solfi acudió ante el Misterio Público para denunciar a un ex empleado a quien se le otorgó un teléfono celular y una computadora portátil para el desempeño de su trabajo y éste lo abandonó sin regresar los instrumentos.

Oscar Stuart Welch Peña, quien es representante legal de la empresa Solfi acudió ante la agencia del Ministerio Público del Sector Norte para denunciar en contra de un ex trabajador por el delito de abuso de confianza en agravio de la empresa después de robarse una computadora y un celular.

En relación de la denuncia, los hechos ocurrieron el pasado lunes cuando los encargados de la empresa se percataron que el hoy denunciado de nombre César Gustavo Melo Abrego, ya no se presentó a trabajar, debido a estos lo intentaron localizar en los domicilios que él dejó una vez que pidió el trabajo.

Y es que el denunciado tenía un promedio de tres meses trabajando por lo que le dotaron de equipo para trabajar que constaba de una computadora portátil y un teléfono celular con el cual se estarían comunicando.

Al no tener respuesta del joven, personal de la empresa decidió interponer una denuncia por los delitos de robo y abuso de confianza ya que en cuanto a la computadora tiene un valor de 10 mil pesos y el celular 3 mil.

Se espera que próximos días se le mande un citatorio al ex empleado para que se presente a rendir su declaración ministerial correspondiente por los delitos antes señalados.

Omar Celiseo V.

El Buen Tono