Orizaba.- Los asesinos del ingeniero José Rafael Campos Oropeza, y de su sobrino Jaime Antonio García Flores, fueron consignados este viernes al Juzgado Primero de Primera Instancia, acusados de homicidio calificado y robo de vehículo.

Enrique Romero de la Cruz, de 62 años, Guadalupe Romero Medina, de 29,  Maurilio Ixtacua Coatquezale, de 38 años, fueron remitidos a los separos de La Tomita, en tanto que el menor de edad, fue turnado al Juzgado de Responsabilidad Juvenil, en Palma Sola.

De acuerdo con autoridades judiciales, una vez hecha la consignación al Tribunal, se ha solicitado se liberen las órdenes de aprehensión correspondientes, a fin de capturar a los cómplices que se mantienen prófugos, en poder del automóvil.

Como se informó, el ingeniero y su sobrino fueron asesinados a machetazos para no pagarles una deuda de $50 mil, el lunes por la tarde.

El suceso movilizó a personal de la Procuraduría de Justicia, y la tarde noche del miércoles se efectuó un operativo en la comunidad de Buenavista, y se rescató el cuerpo mutilado a machetazos del ingeniero Rafael Campos Oropeza.

Las investigaciones de la AVI permitió establecer el móvil del doble asesinato, y la identidad de los responsables, por lo que fueron detenidos al ser denunciados.

Además, en la reconstrucción de los hechos, se estableció como ocurrieron los hechos, y se determinó la responsabilidad de cada uno de los detenidos.

 

GABRIEL LAGOS

EL BUEN TONO