Xalapa.- Bajo un fuerte dispositivo de seguridad fue trasladado al reclusorio regional de Pacho Viejo, el sujeto que dio muerte a golpes a su propia madre, para luego quemar su cuerpo en un paraje cercano al municipio de Jalcomulco, en represalia por haberlo encerrado un día antes del crimen en la cárcel preventiva municipal de Coatepec, por haber llegado ebrio a su casa y comportarse de manera agresiva con ella.

Tal como es del dominio público, fue el pasado 29 de octubre, cuando el presunto matricida, Anubis Mario García Martínez, decidió asesinar a su madre la señora María Inocencia Martínez, de 44 años de edad, en el interior de su domicilio, ubicado en la vecina población de Coatepec.

El motivo dijo Anubis Mario, fue por qué la odiaba, debido a los constantes problemas familiares que tenía con ella, sumándose a esto que la noche anterior a su muerte, ella decidió encerrarlo todo un día en la cárcel preventiva municipal, al llegar ebrio a su cosa y comportarse de manera agresiva.

Además dijo que venía planeando tiempo atrás privarla de la vida, ya que constantemente lo regañaba. El presunto matricida, fue capturado luego de arduas investigaciones por parte de elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones, tras conocer de este artero crimen. 

El presunto homicida, dijo que luego de haber asesinado a golpes a su madre, condujo el cuerpo hasta un paraje cerca de Jalcomulco, donde lo incineró, para después retirarse del lugar y regresar a su casa.

Anubis Mario García Martínez, quien se dijo no estar arrepentido de lo que hizo en sus cinco sentidos, fue trasladado ayer por la tarde a las 15:40 horas, bajo un fuerte dispositivo de seguridad, al penal reclusorio regional de Pacho Viejo, al ser consignado al Juzgado Primero de Primera Instancia de Coatepec, al vencer el termino constitucional de las 48 horas, con las cuales contó el agente del Ministerio Público de Coatepec, para integrar el expediente que se abrió en su contra por este crimen.

Agencia