Tokio.- Corea del Norte amenazó ayer miércoles con convertir en un “campo de batalla” a Japón, con posibles ataques en sus principales ciudades, entre ellas Tokio, Osaka o Kioto, en el caso de que los nipones lleven a cabo movimientos que provoquen el inicio de un conflicto armado.

En un editorial que publicó el diario del Partido Único Norcoreano, Rodong Sinmun, el régimen amenaza también con causar la “destrucción” de Japón si actúa políticamente contra su país, en un momento de elevada tensión en la península por las continuas amenazas bélicas norcoreanas.

“Japón está cerca de nuestro territorio y por lo tanto no podrá huir de nuestros ataques”, detalla el editorial, que cita cinco ciudades niponas, en las que se encuentra un tercio del total de su población de cerca de 127 millones, como posible objetivo militar.

El editorial norcoreano denuncia que Japón ha colocado numerosas dotaciones militares en la costa frente al país comunista, con lo que “si realiza un acto de guerra, todo el territorio del archipiélago japonés se convertirá en un campo de batalla”.

También reitera su amenaza contra las bases militares de Estados Unidos en territorio nipón: “El Ejército de Corea del Norte es absolutamente capaz de hacer saltar por los aires las bases militares no sólo en Japón sino en otras áreas de la región Asia-Pacífico”.

“El actual régimen japonés está optando por el riesgo militar, intensificando su política hostil contra Corea del Norte en línea con la política dura de Estados Unidos de reprimir con la fuerza de las armas”, señala el editorial.

En la víspera y ante la posibilidad de que Pyongyang realice próximamente ensayos de misiles, Japón desplegó en el centro de Tokio sistemas antimisiles tierra-aire que servirían para derribar proyectiles en el caso de que un hipotético ataque escapara de los destructores que Japón tiene ubicados en el Mar de Japón (costa noroeste) y que están equipados con sistemas capaces de interceptar proyectiles.

Agencias