• El mandatario estadounidense autoriza sanciones contra funcionarios investigadores

ESTADOS UNIDOS.- El presidente estadounidense, Donald Trump, redobló sus ataques a la Corte Penal Internacional (CPI) al calificarla de “corrupta” y autorizar sanciones económicas a los funcionarios que investiguen a tropas de Estados Unidos o a aliados, en una nueva muestra de desprecio a los organismos internacionales.
“Las acciones de la Corte Penal Internacional son un ataque a los derechos de los estadounidenses y amenazan con socavar nuestra soberanía nacional”, señaló la Casa Blanca en un comunicado.
Como consecuencia, se agregó en la nota, “el Presidente ha autorizado sanciones económicas contra funcionarios de la Corte directamente implicados en un esfuerzo por investigar a personal de Estados Unidos sin el consentimiento de la Nación americana”.
De la misma manera, trascendió que entre estas medidas figuran el bloqueo de propiedades que esos funcionarios puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y la ampliación de las restricciones de viajes a ese país, en espera de actuar de otra manera.