• LEGADO DE CUENTOS Y CANCIONES
  • Se cumplen 113 años del natalicio de Francisco Gabilondo Soler

Orizaba.- A 113 años de su nacimiento, el legado de cuentos y canciones de Francisco Gabilondo Soler “Cri-Cri”, El Grillito Cantor, representa la fantasía e imaginación del niño prodigio orizabeño más conocido no sólo en México, sino en el mundo.
Armando López Macip, historiador orizabeño y precursor del artista, con homenajes musicales a través de varios años, dijo que las canciones de “Cri-Cri” son interpretadas en otros idiomas por un gran número de artistas nacionales e
internacionales.

Cri-Cri y la Orquesta Clásica de Orizaba
Mencionó que él con su Orquesta Clásica de Orizaba viene haciendo un concierto homenaje en su memoria desde hace muchos años, pues cuando él fue niño tuvo el honor de participar en el que hicieron en abril de 1972.
A López Macip también le tocó el homenaje nacional, actuó con un coro afuera de su casa, en donde se puso una placa que el homenajeado develó en ese momento y después de escuchar sus canciones se trepó a la ventana como niño travieso y siguió cada una de las letras, como si estuviera leyendo braille, incluso en otro de los festivales se metió a la fuente del Chorrito en el Toreo de Orizaba, en esa ocasión el homenaje fue organizado por el ayuntamiento que presidía Humberto Gutiérrez Zamora Peyrot y por el club rotario, que era dirigido por Raúl Pimentel y luego por Tomejiro Kishigami, dando a conocer que ellos viajaron a la Ciudad de México y se entrevistaron con Don Emilio Azcárraga Vidaurreta, fundador del XEW y donó una escultura que hizo Humberto Peraza al famoso artista y fue inaugurada por “Cri-Cri”, acompañado por el gobernador Rafael Murillo Vidal.
Cabe mencionar que en esta semana de festejos también hubo un festival en el Cinema Orizaba y otro en el cine Variedades, donde los niños convivieron con El Grillito Cantor.
En 1984, el alcalde Francisco Manuel Mejías Huerta organizó un homenaje a “Cri-Cri”, en el cual se le puso su nombre a la Alameda, junto con una placa en donde estuvo la escuela de Manuel Amaro Pesa, sitio donde él estudio y en esa ocasión se inauguró el parque “Cri-Cri”, que se encuentra cerca de los filtros de la cervecería.
Fue ahí donde López Macip tuvo el honor de participar con el coro de San José, el cual dirigía y actuaron ante la presencia de Francisco Gabilondo Soler, es por ese motivo que cada año la orquesta clásica de Orizaba, que atinadamente dirige, le hace un homenaje.
En esta ocasión el homenaje será virtual, porque la pandemia les impide estar con el público y con los ballets que han acompañado estos grandes festivales.
Gabilondo Soler sigue vivo a través de su legado, incluso en el centenario de su nacimiento la Orquesta Clásica de Orizaba fue a actuar al Palacio Postal, en donde se emitieron timbres postales con las figuras y los personajes de “Cri-Cri” y dieron un gran concierto ante las autoridades, estuvo la Presidencia del DIF nacional y los familiares de Gabilondo Soler, también 15 días después fueron a dar un concierto a la Cámara de Diputados, en donde ofrecieron una actuación especial y se inauguró la exposición 100 años 100 fotografías.