Roma.- Cristiano Ronaldo viajó hasta Roma para grabar un programa de televisión de una cadena del país. Después de una larga jornada en el estudio, el jugador del Real Madrid disfrutó de una buena comida con uno de los platos típicos de la cocina italiana: los espaguetis.

Pero el detalle más importante de la comida no fue la gran cantidad de pasta que ingirió el futbolista, ya que nos sorprende lo bien que se le vio en compañía de una misteriosa chica. Miradas cómplices, acercamientos, caricias en el brazo… Se notó que Cristiano estaba muy a gusto y por su cara, en ningún momento se acordó de su novia, Irina Shayk.

Los continuos rumores de distanciamiento de la pareja y las últimas apariciones públicas de ambos cada uno por su lado, como vimos a Irina Shayk presumiendo de escote en un gala benéfica celebrada en Nueva York, disparan nuestras sospechas y puede que estemos ante la ruptura de Irina y Cristiano.

Después de los difíciles momentos que ha pasado el portugués en los que reconoció que estaba triste, parece que ha vuelto a recuperar la sonrisa pero en esta ocasión, no en compañía de la mujer que todos podíamos esperar. Hasta ahora, no conocemos su nombre pero la buscaremos en los restaurantes italianos de Madrid, ya que si la ‘pasta’ les ha unido ésta podrá ser de nuevo motivo de su reencuentro.

Agencias