Nogales.- En redes sociales y a través de todos los medios, no han parado las críticas y la inconformidad de los ciudadanos a una semana del nombramiento de la exconductora de espectáculos de televisión, Verónica Gallardo, como presidenta honoraria del DIF Muni- cipal, ya que aseguran que

el alcalde Guillermo Mejía Peralta ya inició con “el pan y circo para el pueblo”.

Habitantes de El Encinar calificaron como una burla el hecho de que el organismo sea dirigido por una persona que no es originaria del municipio y, que por lo tanto, no conoce la congregación que es la más grande del municipio y la que más necesidades tiene para los niños, adultos mayores y mujeres que requieren asesorías.

“Nada tiene que ver el mundo de los chismes de la farándula con la función pública en una institución tan noble como lo es el DIF, esas personas están acostumbra- das a darse buena vida y no creo que verdaderamente no cobre nada por el cargo aquí en el municipio. Ojalá y el sueldo de esta señora salga del bolsillo del Presidente y no del pueblo”, opinaron los quejosos.

En contraste, hay ciudadanos que a través de diversos comentarios, otorgan el beneficio de la duda para la labor de la nueva funcionaria, ya que argumentan que además de dedicarse al espectáculo y la vida de los artistas, destaca en sus labores altruistas.

“No es que esté tan de acuerdo, pero han pasado tantas mujeres del municipio y esposas de los alcaldes por ese puesto, que al final tampoco han hecho mucho por nosotros, tal vez hay que dejarle trabajar y si no, como decía el juramento, que el pueblo lo demande”, expresaron las fuentes.