• Necesario saber en cuáles casos

ORIZABA.- De acuerdo a su sintomatología, es necesario identificar cuáles son los casos en que pueden atender a los pacientes en las unidades de Medicina Familiar y cuáles en los hospitales de especialidad, sobre todo a quienes sean revisados en los Módulos de Enfermedades Respiratorias (MER) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
No obstante, es fundamental que el posible paciente con sospecha de COVID-19, permanezca en una estancia de especial cuidado, sobre todo, su habitación debe tener buena ventilación, pero si presenta dificultad respiratoria requerirá ser ingresado de inmediato a los módulos ubicados en la región Coatzacoalcos-Minatitlán, en los Hospitales Generales de Zona (HGZ) No. 32 y 36; en Orizaba, en el Hospital General Regional; en Córdoba, en el Hospital General de Zona No. 8; en Cosamaloapan, en el HGZ No. 35; y en Tierra Blanca, en el HGZ No. 33.
Otros de los síntomas son: tos con abundante secreción, respiración rápida, sensación de desmayo, alteración del estado de conciencia, intolerancia a permanecer acostado, por sensación de ahogo, pacientes con diabetes descontrolada, neurópatas y con patologías cardiacas.
El manejo ambulatorio se proporciona a aquellos que presenten síntomas de la enfermedad, como fiebre, dolor de cabeza, tos, escurrimiento nasal, conjuntivitis, vómito o diarrea, es decir sin que tengan complicaciones respiratorias que ameriten hospitalización.
Finalmente, la principal recomendación es el lavado de manos, como medida principal para evitar el contagio. Para una completa higiene de manos se recuerda que debe durar al menos 40-60 segundos, además, continuamente usar gel antibacterial con base alcohol 70 por ciento, y cubrir la boca y nariz con papel desechable o con el ángulo interno del brazo al estornudar.