La montaña más alta del mundo ganó más altura todavía, aunque probablemente todavía no esté todo dicho.

China y Nepal acordaron esta semana un nuevo patrón para medir la altura del Monte Everest, el imponente pico del Himalaya en la frontera entre ambos.

El tema de la altura, no obstante, seguramente no está resuelto. Los cambios geológicos, el complicado proceso para medir las dimensiones de una montaña y una variedad de criterios hacen que el asunto pueda seguir siendo revisado.

China y Nepal presentaron una nueva altura oficial de ocho mil 848.86 metros (29 mil 31.69 pies) por encima del nivel del mar. El acuerdo fue visto como un reflejo de los crecientes lazos políticos, económicos y culturales entre las dos naciones.

La nueva altura es 86 centímetros (más de dos pies) más alta que las cifras más altas ofrecidas por los dos hasta ahora. En el pasado los dos países daban cifras distintas.

Medir la altura sobre el nivel del mar es complejo porque el nivel de los océanos varía considerablemente, dependiendo de las corrientes, el magnetismo y otros factores.