Aunque ya hayan vacunas contra la COVID-19, la normalidad que existía antes de la pandemia del coronavirus tardará al menos dos años en regresar, dijo el miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en momentos que también avizora señales de una posible segunda olade contagios en países como Brasil y México.

“No podemos desesperarnos. Va llevar tiempo. Los próximos dos años van a ser críticos”, expresó Marcos Espinal, director del departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS. “No vamos a conseguir la inmunidad de rebaño de inmediato”, aseguró tras explicar que hasta que el 60 por ciento o 70 por ciento de la población se vacune será necesario llevar mascarillas, mantener la distancia y evitar las aglomeraciones de personas.