Córdoba.- “No sabes con quien te metes”. “Le voy a hablar a tus jefes”. “Lo podemos arreglar de otra forma”, fueron parte de las palabras que Cuauhtémoc Hernández Camacho, ex dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) en Fortín dijo para evitar que este medio de comunicación hiciera público el accidente automovilístico que provocó su amigo de parranda, Jorge Luis Martínez Ballesteros.

Con el afán de no manchar más la imagen de su ‘compadre’, Hernández Camacho intentó evitar a toda costa que este medio de comunicación realizara su trabajo periodístico.

Cabe destacar, que tras las amenazas de hablarle a los dueños de esta casa editorial y demás intimidaciones fallidas, el ex dirigente del PAN en Fortín, intentó sobornar al reportero de esta casa periodística.

Después de ‘una noche de copas, una noche loca’, al lado del presidente del CDM-PAN en Córdoba, Hernández Camacho fue testigo de cómo su compadre pasó la noche en los separos municipales, ubicados en el Centro de Atención Ciudadana en la colonia Buena Vista.

Cabe recordar, que Cuauhtémoc Hernández Camacho fue destituido como presidente del Comité Directivo Municipal de Fortín al comprobarse el mal manejo de los recursos.

 

Ricardo Jácome Zavaleta

El Buen Tono